''Cada mañana es un nuevo comienzo y una hoja en blanco para que puedas emprender una nueva historia'' AVPR


Absténgase. Este blog está bajo una licencia Creative Commons


martes, diciembre 25, 2012

...El amor en forma de monstruo...

El que deje de respirar antes de haber experimentado lo que es sufrir por amor. Debe volver a vivir de nuevo hasta que sepa que es tener el corazón moribundo y unos ojos vidriosos...

Tumblr_lwlrm5jrns1qjn249o1_500_largeAsí estaba Mariana, ensimismada. Con la mirada perdida en un punto fijo, con sus manos heladas y unas lágrimas rodando por sus mejillas.
Sentía ese vacío... diferente al miedo y al del amor... Ese vacío que hace que el cuerpo se desgonce y el alma no responda a ningún estimulo del mundo exterior.

Solo estaba ahí, sentada; sintiendo como su mundo se diluía en sus manos sin poder hacer nada...
No bastaron palabras, no bastaron promesas, no bastó lágrimas, juramentos, golpes de pecho, pedazos de corazón rotos en el piso... La respuesta fue un helado y desesperanzador, NO.

''El hecho de respirar no significa que se esté viva...'' Lo escribía en cualquier hoja que tenía cerca.
Hablaba lo suficiente y el mundo a su alrededor en una voz al unísono le daba palmadas en su espalda diciéndole que de amor nadie se muere.

Pero no es verdad, muchas personas se han suicidado por amor... Simplemente porque este dolor es comparable con cualquier mal del cuerpo...

Mariana era consciente que algún día superaría lo que estaba sintiendo, al fin y al cabo '' el tiempo lo cura todo '' ... pero mientras tanto ayudaba el tiempo prendiendo el cigarrillo con el que estaba a punto de morir.

Su maquillaje, tacones, risa y mirada vivaz, quedaron guardados en su clóset hasta nueva orden o hasta que él viniera a desempolvarlos...

556323_138501732968465_142380694_n_largeSe levantaba, se bañaba y ocupaba su mente. Pero la noche no es una buena compañera con alguien que no tiene corazón... Le recordaba en el calor de su almohada las palabras, los hermosos recuerdos, su rostro, el calor de su cuerpo encima del de ella, sus ojos diciéndole que la amaba.. su nariz oliendo su cuello... sus dedos consintiendo su espalda... De nuevo las lágrimas corrían por sus mejillas, sus manos se ponían heladas, sentía ese vacío en su estomago y se dejaba morir....

Así estaba... con ganas de no parar de caminar, fumando uno tras otro, con una mirada fría y una sonrisa helada.

Deseaba que más pronto que tarde este dolor se cicatrizara y por fin dejara de observar el mundo vidrioso.





1 comentario:

Jay dijo...

"Guarda los buenos recuerdos para los malos momentos y escucha... Apuntate a la vida, a decir lo que sientes, a sentir lo que vales, a soñar lo que quieres y a saber que te sobra con tener lo que tienes. "