''Cada mañana es un nuevo comienzo y una hoja en blanco para que puedas emprender una nueva historia'' AVPR


Absténgase. Este blog está bajo una licencia Creative Commons


jueves, junio 22, 2006


Confusión

Por fin llegó aquella invitación que él estaba esperando hace casi una semana.

-Amor!! Mira ya llegó, arréglate rápido para que nos vallamos a la fiesta!

-no gordito yo estoy muy cansada y además me duele la cabeza. Porqué mejor no te vas tu solito a la fiesta?

-No... No te quiero dejar acá solita y más toda enferma..

-No te preocupes por mí… Yo me tomo la pastilla, veo un rato algo de televisión y me duermo…

EL hace mucho tiempo había esperado esa fiesta, ya que esa fecha le gustaba mucho festejarla, así que no tuvo más remedio que aceptar lo que su esposa le proponía.

Mientras él estaba en la fiesta, ella se tomó la pastilla para el dolor de cabeza y se durmió en el sofá de la habitación.

Cuando se despertó, ya había cesado el dolor así que decidió arreglarse para ir a la fiesta a acompañar a su Esposo.

Se colocó el vestido rojo que había comprado hace algunos días junto con la máscara, tomó su bolso y se fue para el lugar donde era la fiesta.

Al llegar lo vio en la pista de baile junto con una hermosa mujer de color… sintió muchos celos pero no cometió el terrible error de hacerle un espectáculo… tan tolo lo tomó de la cintura y empezó a bailarle muy sensualmente por la espalda, como era de esparce él soltó a su antigua pareja y empezó a bailar con la nueva bailarina.

Más que un baile, fue un cortejo sexual que terminó atrás de la cortina que separaba la pista de baile con un cuarto donde estaban guardadas algunas cosas que no se utilizaron en la fiesta.

Estando él le pidió que se quitaran las máscaras ella lo convenció que así sería más misteriosa y más romántico el momento.

Cuando llegó ella a su casa prendió un cigarrillo se sirvió una copa de vino y empezó a llorar, no podía creer que su marido le hubiera sido infiel con ella misma! Se sentía totalmente engañada.

-Hola mi amor ya llegué

-Hola…

Dijo ella mientras se secaba las lágrimas y apagaba el cigarrillo.

-Ya te pasó el dolor de cabeza? Te sientes mejor?

-si gracias por preguntar.. y cuéntame como estuvo la fiesta?

-Pues la verdad apenas que yo llegué me subí con el alcalde y otro amigo de él a beber una botella de vino que el me había regalado.. Pero ni te imaginas lo que le pasó al joven que le presté mi disfraz