''Cada mañana es un nuevo comienzo y una hoja en blanco para que puedas emprender una nueva historia'' AVPR


Absténgase. Este blog está bajo una licencia Creative Commons


miércoles, diciembre 16, 2009

Carta para el niño Dios

Querido niño Dios:

Perdoname por haber dejado de escribirte más de 13 años, pero entenderás que he estado demasiado ocupada viendo como pasan los años ante mis ojos.
Pero quise empezar a ocuparme nuevamente de las cosas importantes de la vida y que más importante que hacerte la carta en navidad. Como en los viejos tiempos recuerdas?

He decidido hacerte mi carta por este medio, espero que tu omnipresencia haga que leas mi carta.

Sin mas preambulos, mis deseos para el próximo año son:

- Sin duda alguna en primer lugar es que mi suegra cada día se recupere más y más de este impace.

- Salud, Salud y muuucha salud para todos mis seres queridos.

- Conseguir  RAPIDAMENTE un trabajo que me satisfaga como profesional y como PERSONA y ojala que tenga una buena contribución monetaria.

- Que el amor entre él y yo se propague por mucho mas tiempo y que nuestro horizonte sea más claro. Para este deseo en especial necesitaré que me regales un poco de paciencia extra.

- Poder viajar nuevamente al extranjero. PLAYA, BRISA Y MAR.

- No seria mujer si no hubiera contemplado entre mis deseos  bajar algunos kilitos de mas, tal vez 5. No soy muy exigente!

- Mucha salud para mi canchocita Nala. Quiero verla por muchos años correteando por mi apartamento, acabando con cada papel que encuentre a su paso y pidiendo con esa carita tierna comida.

- Comprar el nuevo libro de Paulo Coelho.

- Comprometerme firmemente a perder el miedo a manejar en las calles caoticas de mi ciudad! debo aprovechar el carro.  

- Cocinar más y comer menos fast food.

- Dejar un poco PERO SOLO UN POCO de lado mi mal genio y mi impulsividad.

- Retomar el ingles


Y bien mi niño Dios, estos son mis deseos para este próximo año 2010, de todo corazón espero contarte en la víspera del 2011 que todo lo escrito se cumplió...


Con mucho cariño...

Anna