''Cada mañana es un nuevo comienzo y una hoja en blanco para que puedas emprender una nueva historia'' AVPR


Absténgase. Este blog está bajo una licencia Creative Commons


miércoles, abril 13, 2011

La condena de Mariana

Había una vez una niña con ojos color miel, grandes y expresivos, pecas en su rostro, cabello ondulado castaño claro y una personalidad única, pícara y caprichosa.

Un día, sin haberlo soñado siquiera, se levantó con la idea que solo viviría hasta sus veinticinco años de edad.
Aquello no la dejó concentrar en el trabajo en grupo que tenía que hacer con su amiga Isabelita; por eso, quiso preguntarle que edad tenía su madre - ''mi mami tiene 35 Marianita por qué? '' - '' entonces te tuvo a los 25'' dijo la pequeña Mariana sintiendo un pinchazo en su estomago por siquiera pensar que tal vez no tendría hijos.

Al pasar los años, Mariana se convirtió en adolescente y dejo un poco de lado esa idea loca de que solo viviría hasta sus 25, pero siempre asaltaba sus pensamientos cuando hacía cálculos locos como la edad que tendría cuando se graduara de la universidad.

Por eso, desde muy joven decidió no escatimar en vivir!

A sus 17 se fue a estudiar a Milán Diseño de Modas al Instituto Nacional di Desing y después de 5 años,  regresó a su país decidida a crear Sparkle's, su propia boutique con diseños exclusivos minimalistas y audaces.

Una noche fría y lluviosa, Mariana se encontraba tomando un ''sex on the beach''  con su novio Antonio en Ragazza, uno de los bares más exclusivos de la ciudad.

- A que edad crees que vas a morir?
- No estamos muy jóvenes para pensar en eso, ya te cogió el trago....
- No para nada, simplemente es una pregunta al aire...
- Pues no quiero hacerme viejo si a eso quieres llegar, por ahí quiero partir a los 67 o 70 años por mucho, por qué, tú a que edad piensas que te vas a morir?
- A los 25
Antonio soltó una carcajada y dijo - '' estás demente mujer, tu vivirás mas que yo, eso te lo apuesto''

Mariana abrió Sparkles con la ayuda de su mejor amiga, Isabel, una éxitosa Administradora de Empresas que desde siempre vio talento en Mariana para el diseño. Siempre se asombraba de las pintas que se llevaba a las fiestas. Eran completamente alocadas pero siempre estaba perfectamente combinado cada ''coroto'' que tenía encima, haciendo que no pasara desapercibida.

Dias antes de que Mariana cumpliera sus anhelados y temerosos veinticinco, estaba de muy mal genio, brava y no quería ver a nadie, estuvo encerrada en su apartamento dos días sin atender llamadas o recibir a nadie.

- Te digo que no es una broma Rubén, necesito que me hagas ese favor...
- Pero estás loca, no puedo creer que quieras hacer un testamento ahora!
- Rubén! hazme el favor... eres uno de mis mejores amigos y el único que estudió derecho... aunque no tengo muchos bienes materiales, si tengo bienes sentimentales que quiero dejarles a mis seres queridos...
Rubén llego a las 8 de la noche al apartamento de Mariana y después de dos copas de vino y escuchar su historia, decidió proceder con la voluntad de su amiga.

El día antes de cumplir sus veinticinco, Mariana organizó una comida en casa de sus padres, invitó a sus amigos más íntimos y familiares. Bailó, rio a carcajadas y lloró producto del cóctel que Isa había preparado.
Uno a uno, sus amigos y familiares se fueron yendo y sin que supieran, Mariana les daba tal vez un último beso y un último abrazo.

Sin comprender por qué, Mariana solo dejó que Antonio la dejara en su apartamento, no quería pasar la noche con él. Simplemente quería que la madrugada de sus veinticinco años solo la acompañara su gato Gregorio.

Tres días después, Rubén tal como lo había pedido Mariana, reunió a las mismas personas que habían festejado con ella la víspera de su cumpleaños en la boutique, y procedió a leer:

Será que solo me ha pasado a mi? no sé pero solo sé que que en el año de 1996 un miércoles de alguno de sus meses me desperté con la idea que viviría hasta mis 25 años. Créanme cuando les digo que no es para nada grato tener siquiera una idea del día en que posiblemente dejarás de respirar el mismo aire que ahora ustedes respiran por mi...


Algunos empezarán desde este momento a atar cavos y sabrán por qué insistía con que la vida puede ser muy corta y por eso hay que vivirla al máximo, otros, muy pocos, se acordarán porque les hablé de la muerte y aseguré en mis momentos de miedo y debilidad que posiblemente viviría hasta los 25...


Solo sé que ese gran escritor, Andrés Caicedo, estaría feliz de saber que tuve esa maldita idea (para mi) buena idea (para él) de morir a mis 25, cito textualmente sus palabras '' Vivir mas de los 25 es una insensatez'' si? será verdad? tal vez yo no lo sepa, lo dirá la madrugada del 25 de Septiembre que está ad portas de mi ventana.


Pero bueno... quiero empezar agradeciendo a mis padres, por ellos soy y seré... solo tengo palabras de agradecimiento por dejarme soñar y apostarle a mis sueños muchas veces para ellos excentricos y fuera de los cánones de su visión.


Rubén siguió leyendo la voluntad de su mejor amiga, dejándole el gato a su novio,  la boutique y cinco mil dolares para abrir sucursal en otra ciudad a Isa, el carro a su madre, el apartamento a su hermano menor, su adorada planta Roncha a Valeria, sus libros a Silvia...
El testamento estaba claro, absolutamente todo lo que pertenecía a Mariana se quedaba en manos de sus allegados.

Por último.

Quiero descansar para siempre con el césped que me vio crecer, por eso, solo mis padres y mis dos hermanos podrán esparcir mis cenizas en el patio de nuestra casa.


Y colorin colorado.. este cuento.. se ha acabado...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

pero porque..... murio.... no ..... no entendi... perdonnnnnnnnnnnnnnn...pero la mente es asi de loca, como para diagnosticar el dia y hacerlo realidad..

Vane Prada Rico dijo...

↑↑↑ nombre!!! O_o

si si se murió... no ves que leyeron su testamento...
Es una historia. ;) tiene de largo como de ancho.. y de pronto hay mas casos, este mundo es de locos, pero Mariana tuvo esa idea, la acompaño siempre y mira.. se cumplió..

Asi es la vida

Alicia dijo...

Sé de un caso real, parecido. Un adolescente conocido mío siempre decía que moriría joven, pero nunca habló de edad. Murió a los 28 años y era más bueno que el pan.

Gracias por esta historia.

Saludos.

Anónimo dijo...

Excelente relato, y habla bien de la escritora, que los mata, los revive y los vuelve a matar...


Muy bueno.

ڮ £ĝсє٭ﭔ dijo...

necesito leer mas de Mariana para seguirla conociendo!!!

Hola!! =)

mas de los 25,......insensatez!!!!!
cuando sera nuestro momento?
en que pasemos asistencia ante la muerte......no se cuando llegara.....
solo se que estaremos presenten cuando se nos indique.

cuidate!!! un abrazo!!!